ZONA: Torrente

ARQUITECTURA: Ismael Pastor

La intervención se realiza sobre una preexistencia que ya había sido ampliada.

Una vivienda en dos plantas apoyada sobre un desnivel acusado, de tal forma que el acceso a la misma se realiza desde la planta alta.

El proyecto pretende unificar la arquitectura de las dos fases mediante la construcción de una planta nueva sobre la zona de la última ampliación, creando un volumen más compacto y coherente, donde se mantiene el acceso a nivel superior con todas las dependencias necesarias para no necesitar de la planta inferior.

Aun así, la planta -1 alberga otro programa completo de vivienda, con habitaciones en la zona más pegada al terreno y abriéndose el comedor-estar a la pendiente Oeste del Solar. De aquí se puede acceder directamente a las zonas ajardinadas y piscina que se ubican en la parte más baja del solar, buscando las mejores vistas y el soleamiento.